25.6.13

En balde tantos años y tropiezos, mi libertad, revolución e independencia. En vano los descalabros, las pérdidas. Mi cuero nomás no se curte, mi alma nomás no se aplaca ni acostumbra al exilio de la vida verde, a mi no futuro contigo. Cuando chilló vuelvo a ser una niña inconsolable, aunque más consciente de lo que siente y por eso, tal vez por eso, lloro con más sentimiento.

21.6.13

La última vez que llovió tanto fue un sábado de julio del 2012. Igual que hoy estaba sola. 

16.6.13

Presente


En algún domingo del futuro alguien verá fotos viejas de nuestros momentos felices como telón de fondo de una canción de amor que hablará sobre cómo me rompiste el corazón.

10.6.13

Espejos


Veo a mi vecina jugando y hablando sola en su azotea y recuerdo mis días de infancia. Ella se convierte en un espejo, en un túnel hacia esa época. Mientras ella da vueltas al aire libre, estoy encerrada en mi cuarto, leyendo una novela de Poniatowska sobre Tina Modotti y tomando café que recién acabo de prepararme. Mi gatita está en un cuarto contiguo. Estoy sola, aprovechando los últimos suspiros del sábado para alimentarme de letras y cafeína, mientras Beck Hansen y su versión de Everybody gonna learn something constituyen el soundtrack de esta tarde. Estoy sola, con un montón de cicatrices y recuerdos a cuestas. Ojalá mi vecina no me mire y piense que algún día vivirá así, por su cuenta. No tiene idea de todo lo que he caminado para estar aquí.