13.8.12



Entonces se dio cuenta de que no es lo mismo la persona que el recuerdo. Confirmo que el pasado se ve mejor en blanco y negro. Y que el pensamiento atrapa miradas, palabras y sensaciones para que podamos volver a ellas y vivirlas no como sucedieron, sino como lo añoramos.


No hay comentarios: