19.8.12

Domingo

El dolor guió a un par de amigos a encontrarla. Ahí estaba, dijo él, herida y abandonada, entre unas matas de bambú. Ahora está conmigo. Ahora, estamos menos solas.

No hay comentarios: