23.10.11

: Cielo

En vez de señales de humo, te escribí mensajes con tinta de nubes. Por eso a veces, de forma inexplicable, sonríes, suspiras o te entra una profunda nostalgia cuando te quedas observándolas por un buen rato. No sé si algún día sepas descifrar lo que te digo a través de ellas. Mientras tanto, no dejes de apreciarlas. Las nubes van infladas de lluvia (y mis palabras).

No hay comentarios: