24.10.11

: The sun is the same but we are older


Cada hora deposito en mi corazón un objeto distinto, 
y cada vez que extraigo de él un recuerdo sale con sangre.
J. S.


Corrí tras el conejo blanco que escogió como madriguera un círculo brillante que yacía sobre un lienzo henchido de estrellas. Al llegar ahí, la realidad se invirtió como si fuera un espejo. El punto aquel, que parecía tan lejano, en realidad era un agujero. La parte de la película que quedó oculta cuando alguien encendió la luz. 
Entramos. 
C
  a
    í
     m
         o
            s
Ahora, cariño, estoy en el lado oscuro de la luna. 
Aquí tú eres mi hogar, el fuego que calienta mi esqueleto.

No hay comentarios: