2.10.11

: Castillo y vagabunda

Las películas del Estudio Ghibli me ayudan a soñar la realidad, a alimentar mi imaginación.
Cuando estoy llena de ilusiones soy como un globo aerostático que vuela a merced del viento. Pero como todo buen globo, no puedo andar henchida eternamente. Así que cuando me desinflo, me siento como Sophie cuando es encantada por la Bruja Calamidad. Me convierto en la viejecita que emprende camino sin rumbo para reencontrarse.
Es cuanto.

No hay comentarios: