13.2.11

: Mind drops

Han pasado vidas. Y a veces siguen apareciendo visos en los momentos y lugares menos inesperados. 
Como luciérnagas diletantes, aferradas a gritar su intermitencia a cualquier hora del día.

2.2.11

: No hay derecho

Pastando la vida es más sabrosa

No estoy a favor del maltrato a los toros. Nada justifica la violencia contra ellos o contra cualquier ser vivo por pequeño que éste sea.
Claro, también sé que hay especies más carismáticas que otras y por ello no todas captan por igual la atención de la gente.
Así, podemos matar una hormiga o una cucaracha sin empacho pero no haríamos lo mismo con un gato o con un perro, por supuesto.
Regresando a los toros, ¿cuántos de los que reprobamos su maltrato comemos –en menor o mayor proporción- carne de res? No lo sé de cierto, pero supongo que varios.
Y a pesar de que existan técnicas vanguardistas para matar a aquellos que después serán alimento, cualquier tipo de muerte lleva implícito cierto nivel de sufrimiento.