27.12.10

Instrucciones para ver estrellas…


(en las series que adornan la Navidad)

Encienda las luces de su árbol (o busque uno ajeno). Párese enfrente y cierre parcialmente los ojos, como cuando trata de enfocar el lente de una cámara. Verá estrellas de cuatro picos (o flores luminosas de cuatro pétalos).
Otra forma de obtener este efecto es llenar los ojos de lágrimas, buscar un árbol adornado con una serie de luces (encendidas), pararse frente a él y ver, sólo ver.

¿Para llorar? Lea las instrucciones precisas descritas por Julio Cortázar, o pique finamente una cebolla.

[Cebolla (Allium cepa) planta utilizada para sazonar alimentos.  Cortarla en rodajas o cuadros pequeñitos ayuda a desahogar –discreta y justificadamente- las penas que no pueden contenerse más.]

18.12.10

: Transbordar



En cuestión de viajes, odio transbordar. A diferencia de la vida, debería haber pasajes directos a todos lados, sin detenernos, dejando las escalas a un lado. Es como para que ya hubieran inventando vehículos que no necesitan recargar combustible. O bien, si necesitan hacerlo, pues hacerlo y ya. Hacerlo y seguir.

Detesto esperar las salidas y por eso casi siempre (cuando es posible) llego diez o cinco minutos antes de lo que indica el boleto. Pues bien, ahora estoy atorada entre dos horarios, así que la espera será mayor. Infinita. Sin buen café, con pésima música ambiental. Y con tantas ganas de estar en casa, hundirme en la cama y resucitar al tercer día, según mis escrituras.

En este rincón del mundo, atrapados, esperando rutas a nuevos y ya conocidos destinos, retamos al tiempo. Desafiamos posturas habituales. Aquí todo está permitido. Las maletas se transforman en almohadas. Las bancas, las mesas –incluso el piso- pueden servir de cama.

Instrucciones para dormir en mesa:
Busque una mesa. Coloque su equipaje encima de ella. Ahora cruce sus brazos apoyándolos sobre la maleta. Deje caer el torso. Hunda su rostro, cierre los ojos, sueñe. 

10.12.10

: Yo te beso


Efraín Bartolomé, poeta chiapaneco

Yo te beso
Frente a la destrucción y el aire sucio
te beso
 En el estruendo de los automóviles
-la migraña del día-
te beso
En el festín de los ladrones
En el pozo de los iracundos
Ante el cuchillo de los asesinos
Ante la baba fóbica de los intolerantes
Frente a la sangre agusanada de los corruptos
Frente a la mansedumbre
Frente a la podredumbre
Frente a la muchedumbre
Yo te beso de frente
Y el día empieza a caminar
con la frente muy alta.

7.12.10

: Instrucciones para obtener el efecto neblina

Póngase lentes; tome entre sus manos una taza con café, té o chocolate caliente; acérquela bien a sus labios, mirando su contenido; sople, alce la cara: obtendrá la visión esperada.


: Last leaf

Conocedoras de que lo tengo que expresar responde a alifafes de mal gusto, las palabras se tornaron furtivas y fugitivas.
No es desidia, más bien, aspereza.
No es olvido, es hastío.
Asco, no "asquito".
En el mundo de papel, ese que inventan todos los días, no hay nuevas ni buenas.
En el de pantallas pasa lo mismo.
Los problemas actuales son tan viejos como la humanidad misma.
Creo que mientras pensemos que todo nos pertenece, que tenemos más derecho que cualquier otro ser vivo y nuestros hábitos sigan basados en el consumismo, las cosas seguirán igual.
Ya lo escribió Cortázar: “las esperanzas son bobas”.