7.10.10

: Espiral-terminal


En el camino a ninguna parte


Hoy, cuando las manecillas bailen en posición vertical, aparentando ser una sola, incendiaré mis recuerdos, me convertiré en ceniza y dejaré que el aire me aviente lejos.
Hoy, cuando el reloj del tiempo coincida con la que fui hace unos años, observaré mi reflejo en la pared de cristal que es testigo de mi mayor desencuentro.
Hoy, cuando las nubes sean las mismas que las que me humedecieron en esa otra vida, alzaré la vista para buscar el agujero que existe a la mitad de todo buen cuento, y extenderé mi brazo izquierdo –el del corazón- para rescatarme de mis fantasías.
Hoy

No hay comentarios: