10.10.10

: There's no heaven

Aquí la noche llega más temprano,
secundada por el frío y el canto apagado de las estrellas;
la soledad se despoja de nombres y máscaras,
frota mi cuerpo gélido con su aliento de leña,
hala mis párpados.
Sueño con horizontes bifurcados,
con vidas truncadas,
con ramas que se desprenden de un árbol,
condenadas a secarse a sus pies,
lejos de él,
para después volverse polvo de madera,
esparcirse, mezclarse con la tierra, o desaparecer.
Sudo; la fiebre evapora los recuerdos.
Mis anhelos revolotean, mutan:
son luciérnagas que sucumben ante el alba.
Un coro de hojas secas anuncia las pisadas del día que germina.
Y no hay cielo más puro que este…

7.10.10

: Espiral-terminal


En el camino a ninguna parte


Hoy, cuando las manecillas bailen en posición vertical, aparentando ser una sola, incendiaré mis recuerdos, me convertiré en ceniza y dejaré que el aire me aviente lejos.
Hoy, cuando el reloj del tiempo coincida con la que fui hace unos años, observaré mi reflejo en la pared de cristal que es testigo de mi mayor desencuentro.
Hoy, cuando las nubes sean las mismas que las que me humedecieron en esa otra vida, alzaré la vista para buscar el agujero que existe a la mitad de todo buen cuento, y extenderé mi brazo izquierdo –el del corazón- para rescatarme de mis fantasías.
Hoy

2.10.10

: Mañana [también] será Octubre

Caminar sobre líneas que penden de extremos opuestos coronando al vacío.
Con ojos cerrados, presumiendo confianza y equilibrio.
Apostar el alma a cambio de un par de alas.
[Titubear]
Entregarse dulcemente a la caída.
Casi rozar el cuerpo con el suelo.
Casi estallar.
Casi morir.
Desarmarse, deshacerse.
Desprenderse de fantasmas para no vivir a medias.