3.7.10

: 5301

Postrado miras los días que caminan sosegados.
Encierro involuntario que te deja a merced de manos extrañas;
te despoja de lo cotidiano y la rutina;
te sumerge en un nuevo sino repleto de artificios,
en el que la voz de tu cuerpo es traducida por líneas y números.

No hay comentarios: