2.7.09

Desfachatez

Bot_Ella

No me importan ni el cansancio ni el peso de los párpados. Emprendí una lucha a muerte para mantener la cordura, me abracé a la sensatez. Y nada. La oscuridad y sus ruidos seductores invaden estas horas dedicadas, en otras circunstancias, al desahogo de lo acumulado.
Tal cual soy, me aferro al coraje desprendido, sólo a eso. Y no, en verdad no importa. Sé que mañana estarás ahí, esperando que te encuentre y me llene de ti... sin reparo alguno.

No hay comentarios: