18.6.09

Frágil

De la serie Frágil
Saraí Ojeda es una escorpio nacida en octubre. Gran parte de su infancia fue criada por su tío abuelo Raymundo, quien solía caminar llevándola de su mano y con la otra, sostenía una cámara fotográfica. Así nació el interés de la fotógrafa orizabeña por el mundo de las imágenes y las amplias posibilidades que éste brinda.
 "Lo que me enamoró de la foto fue la experiencia de salir a la calle y tomar fotos de lo que me gustaba, pero no vino como experiencia aprendida sino que se activaba de mi experiencia vivida en la infancia pues durante muchos años fui criada por mi tío abuelo quien amaba la fotografía y tenía una hermosa cámara Retinette de 35mm con un lente Schneider", explicó.
Para ella, aunque él no fue un gran fotógrafo ni un gran empresario o científico, sí era un ser humano que disfrutaba su libertad. Así, a través de esa cámara, don Raymundo captó momentos únicos no sólo de la infancia de Saraí sino de todo lo que le gustaba.
"Cuando él murió yo solo tenia 9 años y fue hasta los 19 que tomé por primera vez una cámara reflex. Fue como revivir esa parte de mi infancia que disfruté enormemente, ahora entiendo claramente lo que experimentaba mi abuelo Raymundo al hacer mío un instante y hacerme una sola con mi cámara", prosiguió.
Marsahll McLuhan decía que las palabras son la extensión del hombre, como las manos lo son del cuerpo. Para la fotógrafa, la cámara se ha vuelto ya una extensión de sus pensamientos: "eso para mí significa vivir en libertad".
La aparición de la camara estenopeica en su camino se debió a un accidente mecánico; un día su reflex se descompuso y encontró la Retinette de su abuelo. Poco a poco Saraí descubrió las posibilidades que las cámaras y técnicas antiguas le brindaban para experimentar. En su andar conoció a varios personajes que enriquecieron su visión sobre el mundo de la fotografía, personajes que como ella se apropian de instantes que para muchos pasan desapercibidos.
"Uno de esos personajes es Byron Brauchli, de quien he aprendido la hermosa técnica del heliograbado; no es sólo hacer mío el instante sino también hacerlo estampa. Así como a Everardo Rivera quien ha desarrollado mi enamoramiento por obtener mejores resultados a través del manejo de la luz, y Arturo Fuentes "El Chato", quien más enamorado de la foto no podría estar. Ellos son mi principal influencia".
 Hoy a las 20:00 horas se inaugura la exposición Frágil de Saraí Ojeda en la galería de la Facultad de Artes Plásticas de la UV, en Xalapa. La muestra está formada por 34 imágenes tomadas con cámara estenopeica e impresas en papel de algodón mediante la técnica de heliograbado.
 


Saraí posando con una de las cámaras estenopeicas que ella misma fabrica

No hay comentarios: