20.5.09

Fragmentos de un instante ajeno

Bar El Carioca, octubre 2005
Orizaba, Veracruz
4 am -aprox-


I

Ella lo ve de lejos y suspira. Cierra los ojos, se pasa la lengua –de derecha a izquierda- por el labio superior. Lo muerde, le tiembla la pierna derecha. Abre los ojos, voltea. Ya no está.

II

Día cualquiera. Silencio interrumpido. Dedos danzantes que rozan y erizan, que invitan. Los ojos del otro, lluvia de palabras, acuerdos. Dos que hablan, dos que escuchan. Dos que se desdoblan y entrelazan, porque el tiempo es implacable y siempre pasa.

III

El cuerpo se le llenó de sur. Subió, bajó, se hundió. Nadó surcando sus cabellos, deslizándose en su cuello, coronando sus sienes con presagios de caricias, rozando sus senos, endureciéndolos con palabras suaves que fluían de su aliento azucarado. Dulce. Deslizaron su brazo hacia la ventana, hicieron a un lado las estrellas y se robaron la luna. Le dieron una mordida, la vomitaron. Cayeron, callaron.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nice photo :)

Sux dijo...

Anónimo:

Thanks n.n