29.1.09

Iraida, all that jazz!


Hoy me enteré de algo que me hizo el día. El próximo cuatro de febrero se presentará Iraida Noriega en la sala grande del Teatro del Estado y lo mejor de todo es que el concierto será completamente gratis. Ella es una de las mejores voces interpretando jazz, blues y bueno, segurito que muchos géneros más. Sú último disco, el noveno ya, se llama Ven Conmigo y próximamente actuará en la ópera rock Doctor Frankenstein, del vocalista de La Cuca, José Fors.
La presencia de Iraida en Xalapa es a invitación de JazzUV, movimiento que por cierto organiza cursos e incluso un diplomado en estudios de Jazz.

*La cita es a las 20:30 horas!!

13.1.09

Paleontología cinematográfica

Gracias a un error de información, el domingo tuve oportunidad de ver el documental Soy Cuba, el mamut siberiano, que no es lo mismo que la película Soy Cuba. Ante todo, ofrezco una disculpa a quienes leyeron el anterior post, donde los convocaba a ver la cinta antes mencionada. Juro que eso fue lo que me informó la persona que contestó el teléfono el sábado por la noche que llamé a dicho recinto cultural.

Estaba emocionada por ver Soy Cuba en la pantallota. Al menos la del Ágora es más grande que la que se improvisó hace ya 5 años en el Centro Veracruzano de las Artes Hugo Argüelles, lugar donde me enteré de su existencia.


En fin. Aldo y yo llegamos puntuales el domingo a las 19:00 horas al Ágora. Mientras él pagaba las entradas, yo leí la reseña que tenían en un acrílico: "Soy Cuba, coproducción de Cuba y la Unión Soviética, dirigida por Mijail Kalatozov... cuatro historias... bla bla bla", algo así.
No pasaron ni dos minutos, después de entrar a la sala, cuando apagaron las luces. En la pantalla, imágenes a color acompañadas de una voz en off que hablaba en portugués. Y no, no era Soy Cuba, sino el documental Soy Cuba, el mamut siberiano.
La verdad, fue grato conocerlo. Se me hace una excelente aportación del brasileño Vicente Ferraz* al contexto cinematográfico e histórico que rodea a la cinta original.

Principalmente porque nos permite acercanos a la gente que participó en ella, tanto delante como detrás de cámaras. Cuando se estrenó, Soy Cuba pasó desapercibida, no fue recibida como se esperaba y quedó enlatada, confinada al olvido. El rescate vino años después, como platicaba anteriormente. Para Ferraz, la película es un "fósil" que tuvo que esperar poco más de tres décadas para ver de nuevo la luz.
Más allá de la aportación informativa, el documental arrancó sonrisas, lágrimas y despertó emociones encontradas en los cubanos que participaron en ella. 
Muchos de ellos tal vez sólo tuvieron oportunidad de verla cuando se estrenó, por eso cuando el realizador les entrega una copia editada en VHS, no pudieron ocultar su emoción.
Y eso, considero, es lo importante del mundo de las imágenes: que te hagan sentir.
A final de cuentas, el error me hizo encontrarme con algo que no buscaba, con algo inesperado. No obstante, considero que ese tipo de equivocaciones NO deberían caber en una dependencia estatal tan importante como es el Ágora. ¿Cómo es posible que no sepan qué es lo que están programando? ¿Qué nadie vio el documental, siquiera por curiosidad, antes de exhibirlo?
Porque la cartelera que circuló en periódicos, de donde por cierto me baso para compartirla aquí, mostraba el afiche de Soy Cuba. Ahí nomás para la reflexión.

*Egresado de la Escuela Internacional de Cine y Televisión ubicada en San Antonio de los Baños, Cuba.

11.1.09

Programación sujeta a cambios


Más vale tarde, que nunca. Hoy planeaba ir a ver Che, El Argentino al Ágora, pero como dicen por ahí, nada está escrito. Ayer llamé a dicho espacio cultural para saber si tenían horarios de matiné y me enteré de que cambiaron esa película para fin de mes. Sin embargo, me dijeron que están exhibiendo Soy Cuba (I am Cuba), cinta dirigida por Mikhail Kalatozov y que data de 1964.

Pasaron treinta años para que fuera redescubierta por Francis Ford Coppola y Martin Scorsese. Dura dos horas y veinte minutos, está filmada en blanco y negro, pero lo más importante son las bellas y largas escenas que la componen, además, por supuesto, de las cuatro historias que reflejan el sentir del pueblo cubano. No sé si estará varios días en cartelera, pero hoy sí a las 16:00, 19:00 y 21:00 horas.

9.1.09

La ciudad que no queremos ver



Bonito seis de enero se vivió en la capital del Estado. El centro de Jalapa pasó de histórico a histérico gracias a la presencia de policías estatales y federales. Estos últimos fueron los que más miradas, susurros e incertidumbre provocaron en los transeuntes, gracias a su vestimenta de robocop región 4.

Su presencia, en resumen, fue para reprimir una manifestación de gendarmes que pertenecen a las filas de la Policía Intermunicipal Xalapa-Banderilla-Tlalnehuayocan.
Los polis se apostaron en la Plaza Lerdo, frente a Palacio de Gobierno, mientras una comisión de los suyos dialogaba con autoridades estatales.

Tal vez, y sólo tal vez, temiendo que la cosa se pusiera fea, fue que los que tienen todo el poder requirieron la presencia de los federales. (O sea, dialogamos pero tomamos precauciones -hombres armados- por si las moscas...)


Independientemente de que sea urgente que ambas partes se pongan de acuerdo y busquen soluciones en vez de problemas, los más afectados -raro- somos los del pueblo:

*Los niños y personas que disfrutaban de su último día de vacaciones.
*La señora que salió al centro a comprar su mandado.
*Los viejos camaradas que acostumbran sentarse, bastón al lado, en alguna de las bancas de Enríquez.
*El comerciante que de plano optó por bajar la cortina de su negocio.
*Y todos aquellos que simplemente pasaban por ahí.
cían tan ajenas y helas aquí. No, definitivamente no quisiera ver una Jalapa as.

5.1.09

La primerita del año

Pues bien. Después de surcar aguas dulces, subir lomitas infinitas, nadar al pie de un cerro que forma parte de un conjunto de islas en Oaxaca y caminar, caminar, caminar entre árboles hermosos y piedras alfombradas de moho... estoy devuelta (Si sí, devuelta). Y antes de todo, quiero compartir una buena nueva con quienes se asoman por este rinconcito bloguero.

A finales de este mes se exhibirá en el Ágora de Xalapa la película "Che, El Argentino" de Steven Soderbergh, producción que requirió al menos sie7e añitos sie7e de investigación sobre el guerrillero y todo el contexto que le rodeó en una lucha que hizo suya.
La cinta relata la participación que Ernesto Guevara de la Serna tuvo en la Revolución Cubana, tras conocer en México a Fidel Castro y un grupo de rebeldes exiliados en nuestro país.

Sin duda, ver la versión protagonizada por Benicio del Toro será una buena forma de comenzar el 2009. Pareciera que conforme avanzan los años, el mundo se deshumaniza, los ideales se pierden y son los menos quienes tienen sed de igualdad, justicia y todo lo que se le parezca.

También, recordando un poco la canción de Kevin Johansen Mc Guevara's o Che Donald's, sería bueno que todos aquellos que han portado algo con el rostro de El Che (mochilas, gorras, calcetines, vaya, hasta las insulsas playeritas nefastas del 'Chepillín'), se den un tiempecito pa' ver la película. Chance y eso les abre el apetito para conocer algo más sobre la historia de Ernesto.

*** Apuntes al margen:
¿Quiénes más actúan? Demián Bichir, Rodrigo Santoro, Santiago Cabrera, Catalina Sandino Moreno, Jorge Perugorría, Unax Ugalde y Elvira Mínguez.
Los horarios en que se estará exhibiendo: 16:00, 19:00 y 21:00 horas.
Duración aproximada: 2 horas y cachito.
Entrada general 35 varitos, estudiantes 25 y jueves 2 x 1 -Aunque esto no siempre lo respetan- /(>_<)\
Y no, el Ágora no patrocina a La talachita, pero ¿a poco no les da hartísimo coraje cuando se enteran de un evento que valía la pena justo un día después? -A mi sí-
¡Nos leemos!