25.12.08

...


Detrás del maquillaje se esconden las heridas. Pondré un poco de sombra sobre mis párpados para difuminar las ausencias. Rizaré mis pestañas, así tal vez la humedad que prevalece en ellas se note menos. A pesar del labial, la sonrisa se resiste. Hoy no hay ganas ni motivos. Al final del día, la noche. Sólo eso.

11.12.08

Cinema!


Del 11 al 21 de diciembre en el Ágora de Xalapa se proyectarán las películas del XII Tour de Cine Francés en México. Hay tres horarios disponibles: 16:00, 19:00 y 21:00 horas. Entrar cuesta 35 varitos, pero si tienes credencial de estudiante son 10 pesos menos. Ah! los jueves es 2x1, así que aprovechen. Aquí les dejo el día, cartel y sinopsis (la oficial, que no la mía) de las primeritas.
11 de diciembre

Mientras Pierre espera el transplante de corazón, el cuál puede salvar su vida, su hermana Elise se muda con sus tres hijos a su departamento para cuidarlo. Pierre ahora ve el mundo a su alrededor con nuevos ojos. Desde su balcón, observa cómo se mueve la vida de la ciudad en un regocijo de marañas de encuentros y emociones…




13 de diciembre
Un Secreto relata la historia de una familia judía en Francia a lo largo de más de 30 años, en un período que da cuenta del antes, durantes y después de la ocupación nazi. Miller salta seis veces dentro del espacio temporal de la narración y apela a un vistoso blanco y negro cuando retrata la adultez del protagonista François. La película gira entera en torno a ese secreto del título que explica los intentos constantes de los padres del chico por ocultarle cómo fue que sobrevivieron a la ocupación. El punto más alto de Un secret se encuentra en las interpretaciones de las tres actrices principales, Cécile de France, Ludivine Sagnier y Julie Depardieu.


14 de diciembre
¿Cambiamos pareja?
Es la historia de Thomas y Carole, Lionel y Lisa, las dos parejas oficiales. Cuando dos de ellos descubren la infidelidad de sus respectivos cónyuges, sus reacciones van a ser tan determinadas como inesperadas. Pero nada se producirá según lo previsto, ya que con dos hombres y dos mujeres, son posibles varias combinaciones. ¿Qué van a hacer? ¿Vengarse? No; son mucho más maliciosos y enamorados que eso...



17 de diciembre
Crimen de autor
Judith Ralitzer, mujer fatal, autora de varios éxitos, está en busca de personajes para su próximo best-seller. Un asesino en serie acaba de escapar de la prisión. Huguette, estilista de un gran salón parisino, va a cambiar su destino. Hay encuentros más fatales que otros…

19 de diciembre
La culpa la tiene Fidel
Para Anna, 9 años, la vida se desarrolla apacible y confortablemente entre su escuela religiosa y la casa de sus padres. La única sombra en ese cuadro ideal es un tío, allá en España, que lucha contra Franco. Un comunista del cual no se debe hablar. La detención y la muerte de este tío, un viaje a Chile, son eventos de los que Anna no percibe la importancia pero que transformarán profundamente a sus padres. Sus nuevos encuentros son fuertes, su comprensión del mundo se enriquece.

6.12.08

The dream is NOT over...


Conocí a John Lennon en el vientre de mi madre. De ella heredé el gusto por la música de The Beatles. Tenía apenas un año 16 días cuando lo mataron. Su música, al igual que la de Ringo, Paul y George, acompañó varias etapas de mi vida. De él, particularmente, admiro su idealismo y sí, le doy toda la razón cuando dice que no es el único soñador. Hoy me encontré esto en La Jornada, y me latió pa' compartirlo en la talacha.
  • Disquero
Al otro lado del espejo

El lunes hace 28 años nos mataron en un espejo. Publicó La Jornada: “1980, 8 de diciembre, entrada al Dakota Building: John y Yoko retornan, al término de una jornada feliz, a su hogar. Bromean, se dicen palabras que sólo ellos dos entienden. Se aman. Antes de llegar al vestíbulo, una pinche cucaracha dispara contra la cabeza del humanista. John Lennon cae por tierra, fulminado, y miles, millones en el mundo sentimos, también en ese instante, que nos lleva la chingada. Dream is over”.

Espejo fragmentado. Espejeo. Varias generaciones vivimos con esa impronta. Me cuenta Angel Vargas: “yo estaba en tercero de primaria. Mi maestra salió un momento del salón y al regresar nos dijo: niños, acaban de matar a John Lennon, se suspende la clase. Y se puso a llorar”.
El sistema mató a un revolucionario auténtico, dijimos todos enmedio del llanto. Este periódico había publicado, en esa misma nota, las evidencias del acoso de la CIA y el “fichaje” no declarado hacia el músico cuando había decidido radicar en el mismísimo corazón del imperio, Nueva York.

Transcurridos los años esas evidencias siguen saliendo a luz. Ya lo dijeron los clásicos: no existe el crimen perfecto. Hoy cada día más personas están ciertas que el de John Lennon fue un crimen de Estado. A las pruebas documentales antecede el poderío que ostentaba y ostenta ahora aún más un artista que es un poliedro en apariencia, pero un diamante en bruto: el fundador de Los Beatles, el gruexo frente al fresa MacCartney, el que cantaba desafinado pero componía las mejores canciones del grupo, el mandilón de la japonesita loca, entre otros lugares comunes para algunos, para otros el autor de baladas que no son pop ni cursis ni parecidas a las que consume el mercado no pensante.

Para la mayoría, John Lennon es uno de los más grandes poetas de la historia, un artista extremadamente inconforme, un soñador subversivo, un icono que, guardando las debidas distancias y diferencias, posee un magnetismo parecido al del mismísimo Che: las imágenes de ambos están por igual en las T-Shirts de niñas y niños fresas, pirruros y simples consumistas que en la indumentaria de los chavos de acá, del lado moridor.

Porque convocar al amor (Mahatma Gandhi), a la armonía, a conceder que, por ejemplo, Dios no existe (God is a concept), que la propiedad privada es un absurdo (Imagine no posessions) y la religión el opio del pueblo (and no religion tooo) y que el poder radica en las mayorías (power to the people) y conceptos todavía más revolucionarios y libertarios aún, como tener la capacidad de percibir, saber, reconocer la superioridad y el poderío inmenso del ser femenino (Woman is the nigger of the world) y vislumbrar su reaparición en el orden social restaurado (we all shine on). Caracho, los dueños del dinero formularon una estrategia subterránea para ejercer el poder oscuro de la ultraderecha: dijeron sin decirlo “John Lennon es un peligro para el mundo” y pum, lo mataron.

Apuntaron a un espejo que no los refleja a ellos sino a las personas de bien en el planeta, a los pensantes, a los poetas, a los que aman y jalaron el gatillo. Olvidaron un detalle: la utopía es indestructible, sirve para caminar, por eso es inalcanzable también. Pueden matar a uno y surgirán más, muchos más.

Por cierto, hay en los anaqueles de novedades discográficas una caja triple conmemorativa. Es solamente uno entre muchos indicios de una nueva certeza: Dream is NOT over.

Pablo Espinosa (disquero@jornada.com.mx)

4.12.08

It's not about love...



Amar es una angustia, una pregunta,
una suspensa y luminosa duda;
es un querer saber todo lo tuyo
y a la vez un temor de al fin saberlo.

Amar es reconstruir, cuando te alejas,
tus pasos, tus silencios, tus palabras,
y pretender seguir tu pensamiento
cuando a mi lado, al fin inmóvil, callas.

Amar es una cólera secreta,
una helada y diabólica soberbia.

Amar es no dormir cuando en mi lecho
sueñas entre mis brazos que te ciñen,
y odiar el sueño en que, bajo tu frente,
acaso en otros brazos te abandonas.

Amar es escuchar sobre tu pecho,
hasta colmar la oreja codiciosa,
el rumor de tu sangre y la marea
de tu respiración acompasada.

Amar es absorber tu joven savia
y juntar nuestras bocas en un cauce
hasta que de la brisa de tu aliento
se impregnen para siempre mis entrañas.

Amar es una envidia verde y muda,
una sutil y lúcida avaricia.

Amar es provocar el dulce instante
en que tu piel busca mi piel despierta;
saciar a un tiempo la avidez nocturna
y morir otra vez la misma muerte
provisional, desgarradora, oscura.

Amar es una sed, la de la llaga
que arde sin consumirse ni cerrarse,
y el hambre de una boca atormentada
que pide más y más y no se sacia.

Amar es una insólita lujuria
y una gula voraz, siempre desierta.

Pero amar es también cerrar los ojos,
dejar que el sueño invada nuestro cuerpo
como un río de olvido y de tinieblas,
y navegar sin rumbo, a la deriva:
porque amar es, al fin, una indolencia.

2.12.08

Diciembre

Más frío, lluvia y neblina.
Extreme precauciones: tenga a la mano una taza de café bien calientito y una persona de su total y entera confianza para que le prodigue calor durante las gélidas noches por venir...